¿Es posible conservar y transportar los alimentos congelados durante el verano?

¿Es posible conservar y transportar los alimentos congelados durante el verano?

El transporte de comida o alimentos congelados es algo complejo, sobre todo en las épocas estivales que es cuando las temperaturas están por las nubes. Ya sea en transportes comerciales, entregas a negocios o en viajes de clientes, es importante que la cadena de frío no se rompa ni se alteren sus propiedades.

Por este motivo, desde Envaseonline os vamos a dejar algunos trucos y consejos muy prácticos con los que mantendréis en buenas condiciones estos productos congelados. También os recomendaremos algunos utensilios y envases idóneos para la conservación de productos congelados. 


Consejos para conservar correctamente los productos y alimentos congelados durante su transporte

Hemos dividido los consejos en función de su usuario objetivo. Por un lado, os ofrecemos aquellos consejos destinados a los profesionales implicados. Por otro lado, os citaremos los trucos para usuarios domésticos.


Consejos de conservación de congelados para usuarios profesionales

  • Transportar los productos en vehículos adaptados: las furgonetas frigoríficas o los vehículos con congelador son los idóneos para ello. De esta manera, por largo que sea el trayecto, los técnicos se aseguran de que el producto mantenga las mejores condiciones. 
  • Disponer de cortinas en la puerta de la furgoneta: poner unas cortinas aislantes en la puerta del frigorífico o congelador de la furgoneta o camión evitará que la temperatura se vea excesivamente afectada y cambiada.
  • Evitar romper la cadena de frío: este punto es sumamente importante, ya que la calidad del alimento puede verse perjudicada si se rompe la cadena de frío. Por ello, es esencial no someter a los productos a cambios bruscos de temperatura en ninguna de las fases de su traslado.
  • Congelar y enfriar las cajas de transporte antes de meter los productos: este punto es sumamente importante, ya que de esta manera, los productos pasarán de una atmósfera fría a otra igual, sin sufrir cambios. 
  • Llevar a cabo el reparto de congelados a primera hora de la mañana o durante la noche: esto evita que los productos se vean expuestos a altas temperaturas y a los rayos directos del sol durante el traslado del camión o furgoneta a la tienda. 


Consejos de conservación de congelados para usuarios domésticos

  • Disponer de bolsas térmicas o neveras portátiles: deben estar fabricadas con materiales de calidad y deben ser bien aislantes. Hoy en día el mercado ofrece una gran variedad de alta calidad. 
  • Mantener muy frío el interior de esa bolsa o nevera: esto se puede llevar a cabo usando botellas de agua congeladas, bolsas de hielo o utensilios específicos que existen para mantener frías las neveras portátiles. 
  • Guardar la bolsa o nevera dentro del coche: es muy importante hacer esto y no meter esa bolsa en el maletero, ya que dentro del coche sí que se dispone de aire acondicionado y la temperatura es menor que en el exterior y en el maletero. Esto permite que la bolsa no se vea expuesta a altas temperaturas y su temperatura interior pueda mantenerse fría por mayor tiempo. 


¿Qué productos van bien para conservar y transportar alimentos congelados?

Desde Envaseonline os recomendamos los siguientes envases para conservar y transportar alimentos congelados. Todos ellos se encuentran en el catálogo de nuestra tienda:

  • Acumulador de frío: uno de los productos estrella para conservar en baja temperatura los productos congelados y frescos. Se presenta en sacos pequeños rellenados con gel eutéctico, el cual permite mantener la baja temperatura de cajas, bolsas o neveras durante el transporte de estos productos. 
  • Cajas de porex: en combinación con el producto anterior, estas cajas suponen una perfecta opción para transportar productos congelados. El poliestileno, porex, porexpan, poliespan o corcho blanco es un material que permite a las cajas aislar perfectamente su contenido del exterior y conservar las temperaturas bajas. Se deben combinar con las tapas de porex.
  • Bolsas con autocierre ZIP: fabricadas con polietileno de baja densidad, estas bolsas son una buena opción para envasar alimentos frescos que deben ser congelados. Su cierre ZIP permite aislar el contenido, ya sea líquido o sólido, evitando que se derrame, que se escape o que entre en contacto con el exterior.  
  • Bolsas de vacío profesional: con 90 micras de grosor, estas bolsas han sido fabricadas por extrusión laminar de poliamida y polietileno. Al hacer un cierre al vacío, permite que la pieza de alimento no se queme con el frío del ultracongelado, además de mantenerla perfectamente aislada del exterior. El polietileno y la poliamida aguantan muy bien las bajas temperaturas.


¿Tienes más dudas sobre este u otros temas? ¡Échale un vistazo a otros artículos del blog de Envaseonline!