¿Proceso de reciclaje el porexpan?

¿Proceso de reciclaje el porexpan?

El porexpan o poliestireno expandido(EPS) es un material plástico espumado que deriva del poliestireno y que suele ser utilizando en la industria para poder transportar y conservar todo tipo de artículos, incluso hasta comida, además de ser muy práctico en el sector de la construcción. También se usa, por ejemplo, a la hora de embalar electrodomésticos u otros elementos de carácter frágil, minimizando el impacto en ellos al estar compuesto de un 98% de aire. Es muy importante tener en cuenta que el poliestireno expandido no se descompone jamás y, por ello, es imprescindible no tirarlo al contenedor general, sino al contenedor amarillo o bien a puntos de recogida finales para que sea reciclado de la manera en la que cabría esperar. A continuación, vamos a analizar el proceso de reciclado del pórex.

Todo lo que debes de saber sobre el reciclado del porexpan

Existen varios métodos para llevar a cabo el reciclado: -Un método bastante habitual consistente en la reutilización del EPS en relación con la fabricación de productos espumados, de hormigón prefabricado o bien en ladrillos porosos. -Mediante el procedimiento de reciclado químico se trata el material para poder usarlo luego en aplicaciones de tipo hortofrutícolas. -También se puede reciclar el material generando energía con él mediante un sistema de combustión. Pero el sistema de reciclado que más se suele utilizar es el de compactación térmica del poliestireno, sistema que vamos a analizar en los puntos siguientes.

¿En qué consiste el reciclaje del poliestireno mediante compactación térmica?

El resultado final de este método es impresionante; y es que se consigue compactar el material en torno a un 95% en comparación con lo que ocupaba inicialmente. Para ello, existe una máquina especial que consigue la compactación mediante un sistema de aplicación de calor. El resultado final es la transformación en una especie de resina líquida que saldrá de la máquina a una temperatura elevada. Cuando se enfría, se transformará en una briqueta de poliestireno solidificada. El tipo de máquina que se utiliza es muy sencilla: suele estar compuesta por un habitáculo en donde se deposita el material en sus múltiples formas (por ejemplo, podemos agregar cajas de porex, por cilindros, etc), por un cajón inferior en el que se recogerá el material una vez que este ya se haya convertido en un sólido, un filtro de carbono que tiene el objetivo de recoger los gases, además de los cuadros de mando. El procedimiento que se sigue es muy sencillo: simplemente se llena la el depósito y se cierra el compartimento, asegurándonos de que ha quedado bien cerrado. Se pone en marcha la máquina y se espera a que termine (proceso que puede durar una hora o así). La temperatura llegará a los 180ºC, momento en el que se hará la conversión. Con el material resultante se pueden crear, por ejemplo, macetas para plantas, diferentes manualidades y mucho más. Con estos procedimientos se pueden reutilizar las cajas de pórex de muchas maneras. Estas son tan solo algunas de las fórmulas habituales para reciclar este material.