¿Qué usos tiene el porexpan?

¿Qué usos tiene el porexpan?

El porexpan (EPS o poliestireno expandido) dispone de toda una serie de características especiales que le confiere diferentes usos muy útiles en nuestro día a día; tanto a nivel particular, como a nivel empresarial. Los usos y aplicaciones más habituales del EPS o más conocido como poliespan, porexpan o corcho blanco son aquellos que están relacionados con la resistencia mecánica y con el aislamiento térmico. Precisamente por esta razón, uno de sus usos principales es el del envase de alimentos, logrando un sistema inerte e higiénico, consiguiendo que los mismos puedan aguantar mejor el paso del tiempo. A continuación vamos a profundizar en los usos y aplicaciones del pórex.

Diferentes usos del porexpan

  • Funciones de embalaje y empaque: El pórex también se caracteriza por tener un peso muy ligero y por ser muy resistente, tanto al paso del tiempo, como a la manipulación. Es por ello, por lo que las cajas de pórex se consideran perfectas para tratar productos relacionados con diferentes industrias; por ejemplo, en la industria química, en la farmacéutica, electrónica, química, alimentaria…

Se pueden fabricar estos envases para poder adaptarse a la forma exacta del producto en cuestión, como por ejemplo las cajas de pórex para botellas de vino, pudiéndolos encontrar en diferentes densidades, espesores, así como con diferentes números de refuerzos. Según los expertos, el material ha sido probado y se ha concluido que es capaz de poder aguantar hasta 1.000 veces su propio peso. Y no solo eso, sino que también tiene un poder de amortiguación muy característico; encargándose de aguantar los golpes para evitar que estos se puedan llegar a trasladar a la estructura del producto que estamos llevando. También se considera muy práctico a la hora de transportar y/o almacenar un producto que requiere que su temperatura sea controlada (por ejemplo, alimentos como el pescado). En este caso, el alimento se envasa en pórex y se aprovecha las celdillas que tiene el material, actuando estas como cámaras de aire para darle el aislamiento térmico que permite su conservación. Evita la proliferación de ciertos elementos que puedan afectar al tiempo de vida útil de los alimentos, como hongos o bacterias, retrasando la descomposición y consiguiendo retrasar cualquier cambio en las características de los alimentos (como cambios en el sabor o en el olor).

  • Funciones de construcción: Se utiliza el pórex en la construcción con funciones relacionadas con el aislamiento acústico y térmico. Contribuirá en el ahorro de energía, además de lograr el máximo confort del usuario.

Cada vez son más los países, sobre todo aquellos de clima templado, en donde se sigue la política de construir basándose en medidas de aislamiento térmico que realmente sean eficientes. De esta manera, se reducirá el gasto energético, tanto en temporadas cálidas, como bien en temporadas más frías.

  • Otros usos: El pórex es muy usado también en la fabricación de semilleros de pórex, sus propiedades aislantes son ideales para proteger las raíces del frío o calor cuando la semilla está germinando.

También se utilizan las cajas de pórex para el transporte de productos congelados. El material es perfecto para la creación de envases de contacto directo con productos alimenticios, para embalar objetos complicados o frágiles, vasos térmicos, mercadería pesada, para artículos que se van a transportar por vía aérea. Estos son los principales usos y aplicaciones del pórex.