¿Qué alimentos se pueden envasar al vacío?

¿Qué alimentos se pueden envasar al vacío?

Una máquina envasadora al vacío puede convertirse en el aparato que más utilices en la cocina. Tiene la función de alargar el tiempo de vida útil de los alimentos, sobre todo de los frescos. Para conseguirlo, se especializa en lograr extraer el oxígeno que rodea al alimento en cuestión, haciendo que este se almacene en una bolsa de vacío, como si estuviéramos hablando de una segunda piel que lo protegerá ante el proceso de oxidación. En contra de lo que podamos llegar a pensar, los alimentos conseguirán mantener todo su sabor, frescura, apariencia y colores que tuvieron en un primer momento. Si te estás preguntando qué alimentos puedes envasar, estos son algunos ejemplos: -Podemos envasar prácticamente cualquier carne que haya sido loncheada. -En una bolsa al vacío se pueden envasar desde jamones, chorizos, salchichones y embutidos varios. Ciertamente, podemos envasar también carne que tenga hueso, pero los expertos no lo recomiendan. Y es que el proceso de envasado podría no ejecutarse correctamente con el hueso; además, incluso este, al ser algo afilado,  puede llegar a rasgar la bolsa, haciendo que la carne se estropee. -Podemos envasar quesos frescos y patés. -Una máquina de envasado también se atreve con los pescados, tanto los frescos, como los salados. -Supone una buena opción para el envasado de aquellos platos que ya hayan sido cocinados. -Además de todo lo anterior, también podemos envasar salazones varios, turrones, chocolates, diferentes tipos de dulces, incluso hasta aquellos platos cocinados que ya tienen una bolsa de vacío y que se han conservado en ella hasta este momento. Sin embargo, antes de hacer el envasado al vacío, habrá que considerar ciertos aspectos. No se recomienda envasar en una bolsa al vacío carnes que tengan hueso, verduras sin tratar, setas, tomates o alimentos que no se encuentren en estado óptimo.

Consideraciones a tener en cuenta antes de envasar un alimento en una máquina de vacío

Lo primero que tienes que saber es que estas máquinas son muy sencillas de usar: por lo general, tan solo tendremos que introducir el alimento en cuestión, los accesorios que queramos usar, pulsar una tecla y esperar algunos minutos para lograr el resultado deseado. Ahora bien, esto no quiere decir que podamos meter cualquier cosa, ni de cualquier manera. Se conservará mejor y durante más tiempo la carne y el pescado que no haya sido cocinada (y como ya hemos comentado, la que no tenga hueso). Existen algunos alimentos, como pueden ser verduras o frutas, que, aunque sí que se pueden envasar al vacío, requerirán de un cierto tratamiento previo. Por ejemplo, las verduras deben de ser previamente escaldadas, para evitar que suelten gases durante el proceso. Las frutas, por su parte, para que puedan aguantar el proceso sin aplastarse, se recomienda que sean congeladas. Una vez que un alimento ha sido envasado, cuando se quiera consumir habrá que tener en cuenta una serie de pautas; ciertas carnes y pescados se tendrán que cocinar a una determinada temperatura, durante un cierto tiempo para lograr el mejor sabor. Con este texto, ya te puedes hacer una idea de todas las posibilidades que nos ofrece la máquina de envasado con bolsas de vacío.