Papel de charcutería

Papel de charcutería

Hoy en día cuando compramos embutidos o quesos al peso es una auténtica pasada la variedad de productos que podemos elegir, pero todos tienen un único envoltorio, el papel de charcutería parafinado.

Papel para envolver charcutería

La manipulación de alimentos frescos como por ejemplo los embutidos, carnes, quesos, pescados y mariscos necesitan tener unas propiedades concretas que eviten la contaminación y que permitan que el producto sea transportado de forma correcta sin perder propiedades.

El papel de charcutería parafinado cumple esta función de envolver el producto que se hallaba refrigerado y que después se ha cortado en el lineal hasta el frigorífico del cliente.

La envoltura para charcutería es todo un clásico, además de proteger el producto permite que transpire y asegura que, si se trata de un trayecto corto, el producto llegue en perfecto estado.

Papel de charcutería personalizado

El papel de charcutería encerado también permite cierta personalización, ya que permite que, en la cara del papel que no esta encerada, se pueda imprimir el nombre del comerciante o su logotipo. Esta pequeña acción de personalización puede suponer un pequeño detalle de calidad, que seguro gustará a los clientes más asiduos.

Papel de uso alimentario

El papel para charcutería es un papel especial con un tratamiento en una de las caras. Este tratamiento específico para uso alimentario permite que los productos de charcutería no se adhieran al papel y los mantiene fresco y ventilados.

También papel parafinado para carnes y otros productos de corte

El papel de charcutería que utilizan los vendedores de embutidos, fiambres y quesos también se utiliza para envolver todo tipo de productos de venta al detalle, como por ejemplo elaboraciones cárnicas o de pescado, como por ejemplo carne picada, también cortes de carne, pescados grandes y pequeños y también algunos mariscos.